Bolas Chinas: Qué son, Cómo usarlas y Cómo gozar de ellas

Últimamente hemos escuchado de los beneficios para la salud de las bolas chinas, pero la mayoría de las personas caen en su mal uso por falta de información.

¿Cómo se usan? ¿Las estaremos usando de la forma correcta? Aún en estos tiempos modernos, el sexo es tabú y muchas mujeres hacen mal uso de ellas por no animarse a hacer preguntas. Es común escuchar que se usan como un tampón, pero utilizar así las bolas chinas no es la mejor opción, ya que, con una musculatura pelviana débil se debilitará aún más y, si fuera fuerte, probablemente se consiga un desgaste.

Primero lo primero: las bolas chinas son esferas rellenas, unidas por un cordón, que simulan una vibración. Se deben colocar en los dos tercios más profundos de la vagina.

¿De dónde vienen?

Con dudas sobre el origen, se cree que vienen de Japón, por eso muchos las llaman bolas de geisha. Se dice que un emperador japonés las repartió a sus amantes y así no esperar su lubricación cuando él las necesitara. Además se escucha que las geishas las utilizaban también para fortalecer la zona pélvica: cuanto más ejercitados estén estos músculos, más capacidad tendrá la mujer para contraer y relajar la vagina… y con esto influir en los placeres propios y de quien la acompañe.

¿Cómo generan placer?

El primer tercio exterior de la vagina está plagado de terminaciones nerviosas que generan el placer sexual, pero por el contrario, los dos tercios restantes no tienen estos receptores. Entonces, ¿cómo generan placer las bolas chinas que las ubicamos en esa zona? Las bolas chinas vibran con el movimiento y aunque esta zona siga insensible, las vibraciones se transmiten internamente al clítoris y esto sí que da placer.

Además, aunque estas vibraciones indirectas quizás no alcanzan para llegar a un orgasmo, sin dudas provocan una lubricación vaginal además del placer. Es bueno este punto para aclarar por qué “el tamaño no importa”: sólo hay sensibilidad en los primeros 3 o 4 centímetros de la vagina, la longitud del pene no es tan relevante.

Y sobre la salud, ¿cómo influyen?

Los problemas aparejados con la debilitación del suelo pélvico, que son muchos y variados, pueden ser muy reducidos con la buena utilización de las bolas chinas, ya que éstas nos ayudan a reforzar esta zona.

Aquellas mujeres que hayan tenido partos vaginales, aquellas que hayan hecho deportes de forma inadecuada o bien que hayan hecho ‘malas fuerzas’, y aquellas con sobrepeso, tienen más probabilidades de tener problemas de suelo pélvico. Fundamentalmente este suelo pélvico se encarga de abrir y cerrar la uretra, el ano, esfínteres y además de mantener la vagina en la posición correcta. Entonces, si este suelo está debilitado su principales funciones no las cumplirán del todo bien.

¿Cómo se usan las bolas chinas?

Concretamente, las bolas chinas son como las pesas de un ejercicio que permiten fortalecer los músculos de la zona. Pero hay que usarlas bien. Es importante no colocarlas y dejarlas ahí sin hacer más, no hacen magia y requieren un esfuerzo de nuestra parte. Incluso dejarlas sin hacer ejercicio, como ya dije antes, nos debilita aún más la zona.

Entonces, ¿cómo las usamos? Lo resumimos abajo en cinco pasos fáciles 🙂

1. Siempre de a una por vez

Existen las llamadas “bolas de iniciación” y suelen venir de a dos. Empezaremos por una hasta que estemos acostumbradas al peso, luego pasaremos a la segunda.

2. Lubricarse

Siempre utilizaremos lubricante para introducir las bolas chinas, y adoptaremos la postura que consideremos más cómoda

3. Famosos Ejercicios de Kegel 🙂

Una vez que las bolas chinas están dentro repetiremos los siguientes ejercicios:
– Contraer los músculos vaginales 3 segundos, luego relajar. Repetir al menos 10 veces.
– Contraer y relajar la vagina lo más rápido posible. Repetir esto al menos 25 veces.
– Sujetar las bolas chinas con la vagina durante 3 segundos y relajar. Repetir al menos 10 veces.
– Intentar expulsar la bola con la vagina: mantener esa posición 3 segundos y relajar. Al menos 10 veces.
– Tratar de acariciar la bola con la vagina suavemente 3 segundos y relajar. Al menos 10 veces.

4. De 10 a 15 minutos al comienzo

Contando los ejercicios y el tiempo mientras tengamos las bolas chinas dentro, es ideal que no sume más de 15 minutos. Luego ampliaremos el plazo con un máximo de 30 minutos. Al retirar las bolas (con el cordón) las lavaremos con agua, aplicando el limpiador. Una vez secas las guardamos en un lugar limpio.

5. Todos los días

Para que surta efecto durante las primeras semanas es ideal utilizarlas todos los días, notaremos el cambio. Después podemos tomar un período de descanso uno o dos meses y continuar.

Es muy importante no utilizar las bolas chinas durante horas. Simplemente haremos unos minutos de ejercicio diario con mucho placer 🙂

[title title=”BOLAS CHINAS 20% OFF”][etheme_products product_view_color=”dark” orderby=”rand” phones=”2″ ids=”38911, 40376, 39823, 34077, 40961, 38908″ large=”5″ notebook=”5″ tablet_land=”3″ tablet_portrait=”2″ mobile=”1″]

About Luli

Me encanta escribir, me encantan los perros y soy fiel creyente de que "La felicidad sólo es verdadera cuando se comparte" :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *