Consoladores eran los de antes

Del consolador al dildo

Los primeros vibradores (también llamados consoladores) tuvieron un origen muy diferente al que se los asocia hoy en día. Comenzaron a usarse en 1870 para tratar por consejo médico la Histeria” femenina: una supuesta enfermedad que, desde la antigüedad, pensaban que  atacaba a la mujer cuando ésta estaba irritable.

En el siglo XIX, aún no se consideraba a las mujeres seres sexuales y se creía que los desórdenes psiquiátricos femeninos provenían del útero. Los médicos seguían combatiendo la histeria femenina acariciando manualmente el clítoris y la vulva de las pacientes hasta que pudieran alcanzar lo que en aquella época era conocido como  “paroxismo histérico”, que en realidad era un orgasmo. Incluso, como era mal visto que una mujer fuera sola a la consulta, generalmente las acompañaba su madre o marido. 

Chau “Consoladores

El primero que tuvo la idea de crear ese invento fue un médico británico llamado  Joseph Mortimer Granville, que en 1870 , cansado de masturbar manualmente a sus pacientes, patentó el primer vibrador electro-mecánico con forma fálica, y aunque de un tamaño considerable, fue todo un éxito, ya que  lograba “aliviar” a las pacientes en menos de diez minutos de una manera relativamente sencilla.

Comercialización

Visto el potencial del aparato, y para evitar las vergonzosas visitas al médico,  la empresa “Hamilton Beach”, comenzó a producir en 1902 vibradores de tamaño más pequeño.

Varios modelos comienzan a comercializarse a través de todo tipo de publicaciones e incluso  periódicos de tirada nacional. “La vibración es la vida” – se publicaba en algunos anuncios – “Porque tú, mujer, tienes derecho a no estar enferma”.

En muchos catálogos femeninos el vibrador se publicita como “instrumento para la tensión y la ansiedad femenina“. Su uso se promociona como una forma de mantener a las mujeres relajadas y contentas. 

En la concepción machista de la época, al no haber contacto con el interior de la vagina, se consideraba que no había contacto sexual, y por lo tanto no existía ningún tabú alrededor de este objeto, sólo se consideraban artículos de masaje anti-estresante y era común verlo en todo tipo de catálogos y revistas.

Hola Dildo: Basta de consuelos, ¡a disfrutar!

Año 2018, los vibradores ya no “consuelan”, ahora les decimos dildo y los usamos para darnos placer. Ninguna está histérica. Y el Patriarcado, se va a caer.

¿Vos ya tenés el tuyo? 😉

Un comentario en “Consoladores eran los de antes

  1. charly dice:

    como cambia todo y para bien por suerte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *