Hacer el amor atados, todos los secretos

Para que tengas en cuenta a la hora de probar cosas nuevas, como hacer el amor atados, te damos las herramientas, posturas y precauciones. Estamos en el siglo XXI, por lo tanto ¿y si lo atas a él?, claro que sí.

Los instrumentos necesarios

Esposas: hoy en día puedes encontrar réplicas exactas de esposas reales o customizadas, ya sea con peluche, cuero, etc., para este tipo de experiencia. Son el instrumento indispensable para llevar a cabo esta práctica.

Cuerdas o lazos: si no posees esposas no deseperes, puedes utilizar lazos, pero ten en cuenta no atarlos excesivamente ajustados.

Cinturones: pueden ser menos prácticos para amarrar las muñecas, sin embargo dan aire sadomaso. Los más receptivos mejor que se contengan de utilizarlos.

Hacer el amor atados - Sex Shop Kisme Hablemos de Sexo

Posiciones para hacer el amor atados

 

El misionero: amarrada de pies y manos, la famosa estrella de mar, te llevara a disfrutar al máximo y a tu pareja también, ya que la sensación será tan potente que te excitara casi instantáneamente. Y él podrá usar toda su creatividad sin barreras.

El galgo: con las manos atadas y de espaldas a él, le otorgaras el control de la situación sin poder resistirte. Pero atención  corres el riesgo que tu pareja le agarre el gusto y no pueda dejar de pedírtelo…

El cunnilingus: ¡deleite absoluto para ti! Por fin tu pareja lo realizara con total tranquilidad sin piernas que se cierren o manos que le tapen los ojos.

Hacer el amor –Sex Shop Kisme - Hablemos de Sexo

Algunas ideas para experimentar

 

El secuestro: para que la situación sea aún más excitante, porque no interpretar alguna escena de la famosa película de Almodóvar “Átame”, si sale todo bien tal vez no quieras que te desate jamás.

La encarcelación: ¿y si a las esposas le sumas un uniforme de policía? La noche será memorable.

¿Y si el amarrado es él?

 

Puedes mostrarle que esta noche la que decides eres tú, es muy probable que él disfrute del momento dejándose llevar y cediendo el control. Las mejores posiciones para la ocasión, si tú lo atas, son: el andrómaco o felación, también podrás gozar de besarlo y acariciarlo por todo el cuerpo. ¡Demuéstrale que tú también puedes estar al mando!

Cuidados que debes tener en cuenta

 

[blockquote class=”style2″]Jamás obligues a nadie a realizar esta práctica, incluso a ti misma si no lo deseas. Si tiendes a sufrir de claustrofobia, sientes angustia, o es tu primera vez con la otra persona, será mejor ser prudente y no hacerlo.[/blockquote]

Trata de que las ataduras no sean demasiado firmes, porque pueden cortar la circulación en las muñecas y sufrir calambres o entumecimientos. Recuerda desatarte antes de irte a dormir y no dejarte vencer por el sueño causado por el desgaste de energía.

[title title=”Descubrí nuestra selección de juguetes eróticos”]

About Luli

Me encanta escribir, me encantan los perros y soy fiel creyente de que "La felicidad sólo es verdadera cuando se comparte" :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *