El Beso del Rey

El beso, ese gesto muy natural en nuestra vida, lo llevamos tan a flor de piel que pareciera que nació con la humanidad misma, pero no. Las primeras referencias escritas acerca de los besos aparecen en la cultura india alrededor del 1500 aC.

Pigmalión, el Beso del Rey

¿Existirá en el universo un gesto más pequeño y simple que un beso, y que a la vez sea sensible de contener y transmitir infinitos sentimientos en el corazón e infinitas sensaciones en el cuerpo?

Nuestros antepasados, los romanos, tenían la costumbre de besar según la ocasión; besos protocolares, familiares y fogosos besos a la hora del amor. Conscientes del poder del beso es que, poetas, pintores, cineastas, fotógrafos, psicólogos y antropólogos le han dedicado gran parte de su tiempo.

Era muy habitual besarse uno mismo la mano con la que iban a saludar, así también saludaban los artistas y flautistas a su público. Esta antigua costumbre sigue vigente en algunas situaciones de nuestra cultura.

Por sus atributos originales y de final feliz, tal vez una de las historias más lindas del beso sea la que nos relata Ovidio, y en resumen dice así:

El Beso de Pigmalion - Sex Shop Kisme

[blockquote class=”style2″]Pigmalión, rey legendario de Chipre buscaba desde hacía mucho tiempo a la mujer perfecta en su ideal de belleza. Frustrado en su deseo se dedica a esculpir hermosas mujeres de piedra.

Por ironías del destino, intervención de Cupido o misterios de la vida, fue que el rey se enamoró perdidamente de su creación, a la que bautizó Galatea. Todos los días iba, con puntualidad marina, a visitarla, con la secreta ilusión de que alguna vez ella lo mirara como si estuviese viva.

Una noche soñó que, mediante la intervención de Afrodita, su ninfa cobraba vida. Confundido fue a verla, y al tocarla la sintió tibia, la dureza de la piedra cedía a las caricias de sus manos.

Cuando la besó, la mujer perfecta comenzó a vivir. Tuvo perfume de mujer, sentimientos de mujer, instintos de mujer y lo mejor, se enamoró del rey.[/blockquote]

Más allá de la Metamorfosis de Ovidio, y otros relatos fantásticos por el estilo, redimensionemos el gesto de besar en todas sus formas.

[blockquote class=”style3″]…Como si tuviéramos la boca llena de flores.[/blockquote]

Tal cual lo dice Cortazar .-

[title title=”¿Querés conocer los Juguetes más Eróticos?”]

About Fiona Sachs

Soy Fiona Sachs. Apasionada de la literatura y el arte erótico. Me encanta viajar para conocer los lugares más recónditos de los placeres humanos, desde la India espiritual a las Baleares salvajes. Adoro compartir mis descubrimientos sobre el sexo y las pasiones terrenales, y hablar sin tapujos sobre aquello que a todos, de alguna forma u otra, nos seduce y nos importa.

Un comentario en “El Beso del Rey

  1. CLAUDIA dice:

    HOLA FIONA, HERMOSA LA HISTORIA DEL BESO. ACABO DE COMPRAR PARA MI CUARTO EL CUADRO DE KLIMT, POR LO QUE LEER ALGO TAN BONITO EN REFERENCIA AL BESO ME GUSTÓ MUCHO. ES UNA VERDADERA PENA QUE LOS VARONES NO LO VALOREN CON LA IMPORTANCIA QUE TIENE, TENGO LA SENSACIÓN QUE LO VEN COMO ALGO MUY “NAIF” A LA HORA DE UN ENCUENTRO, PERO CREO QUE ES ALGO QUE DEBERÍAN REVALORAR, TE PARECE?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *