El placer sexual y los consoladores a.C

Muchos desconocen sobre la antigüedad de los consoladores, ya que se cree que el uso de juguetes sexuales tuvo inicio en estas últimas décadas, pero en el año 2005 se realizaron importantes hallazgos en una cueva ubicada en Alemania llamada Hohle Fels la cual contribuyó al Patrimonio de la Humanidad con un importante descubrimiento

Primeros descubrimientos

Algunos de estos objetos descubiertos van desde arte prehistórico, instrumentos musicales, además de unas particulares piedras alargadas con una textura suave. Luego de varias investigaciones sobre estas piedras, el resultado fue que eran nada más ni nada menos que consoladores a.C  que datan del año 23.000 a. C.

Gracias a este descubrimiento se llegó a la conclusión de que estos elementos fueron parte de la historia de otras culturas, y que su fabricación se basaba en piedras o maderas de gran longitud que eran pulidas para un uso de placer sexual .

Consoladores a.C

[blockquote class=”style2″]Se conoce que el aceite de oliva tiene muchos usos y beneficios, uno de ellos es la salud evitando accidentes cardiovasculares, pero lo que no todos conocen es que este aceite también fue utilizado en la intimidad y ha sido registrado como el primer lubricante sexual, ya que se utiliza desde el año 350 a. C. para evitar el rose y daño en el coito.
[/blockquote]

Antiguo Egipto

Los juguetes sexuales o “consoladores” también estuvieron presentes en el Imperio del Antiguo Egipto, se sabe que la reina Cleopatra utilizaba un rollo de papiro que en su interior contenía una gran cantidad de abejas vivas revoloteando. Y que luego su amante Julio Cesar le dio como presente un consolador de oro.

Cleopatra-Consoladores a.C-SexShop-Kisme

La sexualidad y el misterio del placer femenino todavía tiene un poco de tabú. Pero dejando de lado esos conceptos, las mujeres han buscado el placer durante siglos y para lograr este objetivo,  se han creado diversos métodos o “juguetes sexuales” estimulando este deseo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *