Juguetes Sexuales: ¿de qué material están hechos?

Ya sabés que existen muchas variedades de juguetes sexuales (consoladores, vibradores, anillos, etc.) pero, a la hora de elegir, existe una característica muy importante: el material del producto.

Acá te contamos sobre los principales materiales, sus características, sus beneficios y desventajas para ayudarte a elegir el que mejor se adapte a tus preferencias.

Juguetes Sexuales-Material-Silicona-Hablemos de Sexo-Sex Shop Kisme

Silicona

La silicona es un material sintético que permite la fabricación de juguetes sexuales muy realistas gracias a su tacto suave, su elasticidad y su superficie lisa. Es recomendado para personas con pieles sensibles.

Es un material seguro que no contiene componentes perjudiciales para la salud y que no es poroso, lo cual evita la retención de bacterias y beneficia la higiene de tu juguete sexual. Para limpiarlo, sólo necesitas agua y jabón, y puede ser esterilizado porque soporta altas temperaturas. 

Entre otros beneficios, la silicona toma temperatura fácilmente al entrar en contacto con tu cuerpo. Los consoladores y vibradores de este material están entre nuestros favoritos.

Una desventaja: no es el material más económico del mercado cuando de juguetes sexuales se trata.

Látex

El látex no sólo es el material utilizado para la fabricación de preservativos sino que también es muy utilizado en juguetes sexuales. Es flexible, resistente, suave, elástico y, para agregar un poco de chispa a la cuestión, transmite muy bien la vibración.

La principal desventaja: podés ser alérgic@ a este material. También es importante considerar que inicialmente desprende un olor fuerte y su tacto puede ser algo aceitoso. A su vez, el látex es un material poroso y que no resiste el calor, por esto debe higienizarse cuidadosamente para evitar la retención de bacterias, y es muy importante desecharlo una vez que finaliza su vida útil.

PVC

Este material, similar a la silicona, permite la fabricación de juguetes sexuales de mayor dureza y a un precio económico. Se recomienda el PVC para quienes prefieren la firmeza ante todo.

Al igual que el látex, se trata de un material poroso y que no puede esterilizarse porque no resiste el calor por lo que es muy importante higienizarlo cuidadosamente y desecharlo una vez alcanzada su vida útil. No se recomienda para personas con pieles sensibles porque podría provocar alergias o irritaciones.

Gelatina sintética o Jelly

La gelatina sintética (o Jelly) es un material suave y de mucha flexibilidad, lo cual lo convierte en un material muy recomendado para quienes se inician en el uso de juguetes sexuales porque permite muchas posiciones y, además, es económico. Podría ocasionar irritaciones en usuarios con pieles sensibles, por lo cual se recomienda para juguetes sexuales que no te utilicen con mucha frecuencia. Además, es un material poroso que no puede esterilizarse, con lo cual debe limpiarse cuidadosamente y desecharse luego de determinado tiempo.

Juguetes Sexuales-Material-Jelly-Hablemos de Sexo-Sex Shop Kisme

Otros materiales: vidrio, cerámica o metal

Estos materiales son menos comunes pero ofrecen varias ventajas que vale la pena mencionar: no son porosos, no producen alergias, son firmes y suaves, y duran mucho tiempo. Su única desventaja: se encuentran entre los más caros.

Juguetes Sexuales-Material-Vidrio-Hablemos de Sexo-Sex Shop Kisme

Los productos con base de aceite no deben ser utilizados en materiales porosos y que contengan aceite en su composición, tales como la gelatina sintética (o jelly), el látex y el PVC.

Juguetes sexuales y lubricantes: ¿cómo combinarlos?

Existen lubricantes a base de agua, con base de silicona y con base de aceite. Acá te dejamos algunas recomendaciones sobre cómo combinarlos con tus juguetes sexuales.

Los lubricantes a base de agua pueden ser utilizados con todos los tipos de materiales y, además, el cuerpo los absorbe de manera natural y no manchan los tejidos.

Los lubricantes con base de silicona no son recomendados con juguetes sexuales hechos de silicona, ni en productos que requieran menor lubricación como el vidrio, el metal y la cerámica. El cuerpo no absorbe estos lubricantes de forma natural, entonces es importante controlar la cantidad que se utiliza y limpiar la piel al terminar.


Recordá que – tal como aprendimos en jardín de infantes – todos los juguetes se pueden compartir. Siguiendo las reglas básicas de higiene y proveyéndote de un buen limpiador de juguetes, nada puede salir mal. Rompé con los clichés del sexo, vive tu propia aventura, y no tengas dudas al elegir primer juguete 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *